Fase 1: 2013-2014 – Construcción del Hydrogenium European Center de Energías Renovables

En primer lugar, construiremos una oficina con un sistema de producción de hidrógeno integrado directamente en el edificio. Será un proyecto piloto que servirá tanto para la integración de las energías renovables como para la investigación de nuevas apliciones hidrógenas.

Fase 2: 2014-2015 – Construcción de 5 viviendas de hidrógeno

Una vez concluida la primera fase, promocionaremos 5 viviendas piloto con la misma tecnología tal que cada una de ellas será alimentada por un sistema PV-El-FC para su abastecimiento diario. Otro de nuestros objetivos en esta segunda fase es dar a conocer las ventajas que nos supone utilizar las energías renovables en nuestros hogares. Por ello nos planteamos el reto de instalarlas en viviendas próximas al Centro, centrándonos fundamentalmente en la tecnología del hidrógeno, ya que ésta es la que experimentará un mayor crecimiento en los años venideros. De esta manera la Urbanización tomará en parte el adjetivo de sostenible, siendo ésta pionera en sostenibilidad en toda la Bahía de Cádiz.

Fase 3: 2015-2018 – Ampliación del Centro. Implantación en la Urbanización de las principales energías renovables existentes

En esta tercera y última fase, debido al supuesto avance de las tecnologías renovables, nos veremos obligados a la ampliación del Centro para poder seguir investigando y trabajando sobre ellas, así como la contratación de más personal para poder avanzar aún más en nuestras investigaciones. Como complemento a las dos fases anteriores en las que comenzábamos con la construcción del Hydrogenium European Center de Energías Renovables, luego con la implantación de otras 5 viviendas en esta urbanización y alcanzar la autosostenibilidad. Como ya comentamos en los objetivos de la Fase 2, la tecnología del hidrógeno es la que tendrá sin duda un mayor auge en los próximos años: electricidad a través de hidrógeno, automóviles alimentados por hidrógeno,etc. Por este motivo el principal objetivo es implantar en la urbanización el uso de esta tecnología, creando una Comunidad de Hidrógeno en la que todas las viviendas tengan acceso a ella.